El corazón de la casa

Modelo: LINE-LAH
Acabado: laminado negro anti huellas

Esta casa de campo disfruta tras la reforma integral que se llevó a cabo de una distribución que permite aprovechar todos los metros cuadrados gracias a la estrategia de integrar salón, comedor y cocina en un único espacio. Con ello, esta estancia, tradicionalmente aislada y destinada a trabajar, se abre al salón comedor y se convierte en el centro de la casa. Se dispone en el centro de la estancia una gran isla de doble cara que articula y organiza el espacio; por un lado funciona como barra de desayunos y por la otra acoge la zona de cocción. Detrás de la isla y en paralelo un lineal de columnas reúne los módulos de almacenamiento y los electrodomésticos integrados. La zona de fregado cuenta con muebles bajos y una amplia superficie de trabajo enfrentada a un gran ventanal para aprovechar la entrada de luz natural. El acabado negro mate potencia el contraste entre los muebles y las tonalidades claras de la estancia y aporta a su vez volumen y carácter al conjunto.