Una cocina de líneas sencillas

Modelo: ELEA fresno marfil
Acabado: estratificado blanco Sapporo seda
Fotografía: Jaime Navales Pellón

Los propietarios de esta vivienda deseaban romper con los espacios compartimentados y generar una conexión entre el salón, el comedor y la cocina. La reforma no sólo les ha permitido tener un espacio diáfano, sino que al abrirse la vivienda se ha multiplicado la luminosidad natural de la estancia. Para el mobiliario de cocina, se opta por el modelo Line-E en blanco, cuyo diseño neutro y sencillo convive a la perfección con los demás elementos de la casa que aportan toques de color. La distribución en paralelo enfrenta la zona de cocción y de fregado a la zona de columnas con electrodomésticos integrados y módulos de almacenaje. La cocina cuenta con una entrada de luz directa que, acompañada de los toques de madera de la campana y del suelo continuo, resalta aún más la línea sobria y minimalista de los muebles.